Muy interesante

Mascarillas: cuál es la mejor manera de deshacerse de ellas para evitar la transmisión de covid-19 y la contaminación

  • Norberto Paredes @norbertparedes
  • BBC News Mundo

9 julio 2020

Mascarillas en el piso.
Pie de foto,¿Las reciclamos o las tratamos como cualquier otro desecho?

Acabas de entrar en tu casa y ya ha llegado la hora de deshacerte de la mascarilla que has estado utilizando todo el día.

Ves el bote de basura, pero te surgen una serie de preguntas: ¿qué pasa si la mascarilla contiene el virus? ¿dónde terminará? ¿será que la puedo reciclar?

Ante la falta de una vacuna contra la covid-19, el uso de mascarillas se ha convertido en un complemento a las medidas de distanciamiento social en la lucha contra el coronavirus.

Suelen estar compuestas por una o varias capas de materia textil y pueden ser reutilizables o desechables.

Si bien algunos recomiendan las mascarillas de tela hechas en casa que se pueden volver a usar -siempre y cuando se sigan las recomendaciones de higiene y se laven después de cada uso- para muchos la opción más simple es la mascarilla quirúrgica, que no es reutilizable.

Desde el inicio de la pandemia, millones de mascarillas desechables han sido utilizadas y muchas de ellas han acabado en el mar, como lo evidenció la ONG francesa Opération Mer Propre (Operación Mar Limpio), que regularmente recoge desechos de las aguas de la Riviera Francesa, en el sur de Francia.

En diversas operaciones, buzos de la organización han encontrado lo que ellos califican como “desechos covid“: guantes y, por supuesto, mascarillas.

“Antes de la crisis sanitaria, jamás habíamos encontrado una sola mascarilla en el mar. Ahora las vemos de manera regular. Se trata de un nuevo tipo de contaminación y, si no se hace nada, se puede convertir en un problema mayor”, le dice a BBC Mundo Laurent Lombard, cofundador del grupo.

Entonces ¿cuál es la mejor manera de deshacerse de las mascarillas quirúrgicas?

Contenedores cerrados

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda tirarlas en un contenedor de basura “adecuado” inmediatamente después de usarlas y no reutilizarlas.

“En los centros de salud, las mascarillas quirúrgicas deberían ser tratadas como desechos médicos (que normalmente se botan en contenedores rojos)”, le explica a BBC Mundo Ashley Baldwin, del departamento de comunicación de la OMS.

“Pero en entornos comunitarios deben desecharse en contenedores cerrados”, prosigue.

Mascarilla siendo desechada en un contenedor abierto.
Pie de foto,Las mascarillas quirúrgicas no deberían dejarse en contenedores abiertos, según la OMS.

La OMS no establece un límite de tiempo de uso recomendado debido a que factores como la humedad o las secreciones acortarán su vida útil.

Laurent Lombard, de Opération Mer Propre, dice que lo mejor es meterlas en una bolsa plástica antes de tirarlas en un bote de basura cerrado para evitar que los animales las abran o que el viento se las lleve a otro lugar, reduciendo así el riesgo de propagación del virus.

“Puede parecer obvio, pero hay que decirlo: mucha gente deja las mascarillas en la calle, las tira en el piso, en lugar de meterlas en la basura. Luego, el viento se las lleva y frecuentemente terminan en un río y este las transporta al mar”, agrega.

¿Reciclarlas o no reciclarlas?

Las mascarillas quirúrgicas están hechas de tela no tejida de polipropileno, producido a partir de etileno, el cual es un compuesto químico derivado del petróleo o del gas natural.

Por eso tardan alrededor de 450 años en descomponerse.

Mascarillas colgadas después de ser lavadas.
Pie de foto,Las mascarillas quirúrgicas no son reutilizables ni se pueden reciclar.

Algunas personas se preguntan si es adecuado poner las mascarillas en el contenedor de desechos reciclables y la respuesta es no: esto podría poner en riesgo la salud de los recolectores de basura y otros trabajadores de la industria del reciclaje.

Además, es probable que las mascarillas obstruyan la máquina que clasifica los desechos, como suelen hacerlo las bolsas de plástico.

George Leonard, director científico del Ocean Conservancy, una ONG que promueve la defensa ambiental con sede en Washington, EE.UU., explica que existen varias razones por las que las mascarillas desechables no se pueden reciclar.

Más inversión: menos contaminación

“Las mascarillas quirúrgicas que han sido utilizadas son biopeligrosas y no deben desecharse junto a otros desechos reciclables domésticos”, le dice el científico a BBC Mundo.

Las mascarillas actúan como una barrera que bloquea el virus.
Pie de foto,Las mascarillas actúan como una barrera que bloquea el virus.

“En términos prácticos, incluso las mascarillas que no están contaminadas son imposibles de reciclar, ya que están hechas de múltiples capas y tipos de plásticos que tendrían que ser separados. Las instalaciones de reciclaje simplemente no están equipadas para manejar estos artículos”, agrega.

Leonard destaca que durante la pandemia actual los recolectores de basura han sido clasificados como trabajadores esenciales por una “buena razón”.

“Son críticos para el manejo de desechos contaminados y están en la primera línea para evitar que el equipo de protección personal (EPP) termine en los océanos”.

Sin embargo, el director científico del Ocean Conservancy asegura que en muchos países los sistemas de gestión de residuos no cuentan con suficiente financiamiento y se encuentran sobrecargados.

Mascarilla en el fondo del mar.
Pie de foto,Muchas mascarillas han acabado en el fondo del mar.

Por eso, él le hace un llamado a las autoridades para que aumenten la inversión en esta área y en la salud pública, lo cual se traduciría en océanos más limpios y ecosistemas más sanos.

Y, como Laurent Lombard de Opération Mer Propre, su principal consejo para la gente común es no tirar la basura en la calle y desechar las mascarillas y otros equipos de protección personal de manera adecuada, siguiendo las indicaciones de las autoridades.

Cruz Roja y WWF llevan a cabo una acción de reforestación en las Tablas de Daimiel

Veintiún voluntarios de Cruz Roja Ciudad Real, asesorados y organizados por dos monitores del Programa Bosques de WWF, han plantado este domingo 26 de enero alrededor de 150 arbustos propios del hábitat mediterráneo en terrenos que fueron adquiridos por el Parque Nacional Las Tablas de Daimiel con el objeto de transformar cultivos de regadío -que estaban contribuyendo a la desecación del humedal al extraer agua del acuífero 23 a través de sus pozos- en bosque autóctono.

Los arbustos plantados pertenecen a las especies olivilla, encina, coscoja, espino, retama y cornicabra. Esta actividad, enmarcada dentro del Plan de Medioambiente de Cruz Roja y del programa Plantación en Red de WWF, pretende contribuir a mitigar los efectos del cambio climático. Según Manuel Rodríguez, referente provincial del Área de Medioambiente de Cruz Roja Ciudad Real, anualmente se cuantifica la huella de carbono que, tanto los edificios como los vehículos de Cruz Roja, producen en forma de emisiones de CO2 a la atmósfera al emplearse combustibles fósiles para su funcionamiento diario. Cada oficina provincial, a través de sus voluntarios, debe compensar esa huella de carbono con la plantación de vegetación que, una vez alcanzado cierto porte, retirará de la atmósfera ese COemitido. En el caso de la provincia de Ciudad Real, los voluntarios de Cruz Roja deben plantar más de 800 árboles o arbustos a lo largo de 2020.

Por su parte, Patricia Arenas, coordinadora de la plantación y personal de WWF, explica que su organización lleva plantados más de 10.000 árboles y arbustos por toda la geografía española desde que comenzaron con el proyecto. La actividad ha terminado con una visita guiada a Las Tablas en la que los voluntarios han podido conocer de primera mano los valores ecológicos más destacados del humedal y las singularidades que lo llevaron a ser declarado parque nacional, además de los riesgos que amenazan su conservación.

miciudadreal – 28 enero, 2020 – 09:39

No más plásticos de un solo uso después de 2021

Fuente: https://ec.europa.eu/spain/news/20190116_no-more-single-use-plastics-after-2021_es

Plásticos de un solo uso y una señal de stop sobre una bandera de la Unión Europa

Cubiertos, platos, bastoncillos, pajitas, botellas… Todos los plásticos de un solo uso son un peligro para el planeta, para los animales y para nosotros. No solo contaminan los mares y provocan la muerte de peces, tamién llevan el plástico a nuestra comida. Para 2021, serán cosa del pasado.16/01/2019

Por desgracia,  ya no nos sorprende leer noticias sobre estudios que detectan microplásticos en los peces que comemos. Tampoco ver en la tele que mueren animales marinos (ballenas, delfines) tras ingerir grandes cantidades de residuos plásticos.

Por el bien de nuestros mares y de su fauna, y por nuestro propio, desde la Comisión Europea proponemos que plásticos que solo se pueden usar una vez como cubiertos y platos, bastoncillos o pajitas sean artículos «retro» a partir de 2021.

Liderazgo mundial contra los plásticos

Nuestra propuesta ya fue aprobada por el Parlamento con un resultado abrumador.  Ahora, es el turno de los países de la UE en el Consejo.

Si la propuesta se aprueba, la Unión Europea será líder global en la lucha contra la contaminación por plásticos, con la legislación más completa del mundo.

Plástico en el mar

El tiempo apremia

Esperamos la rápida aprobación, porque aunque desde la Comisión hacemos grandes esfuerzos limpiando playas y mares, la contaminación por plásticos sigue creciendo.

Algunos datos lo dejan claro:

  • Los plásticos son ya el 85 % de la basura marina;
  • Solo un 30% de los residuos de plástico de Europa se recogen para ser reciclados;
  • El coste del daño medioambiental se calcula en 22 000 millones de euros para 2030 en la UE;
  • Solo una decena de productos de plástico de un solo uso y las artes de pesca perdidos y abandonados aglutinan el 70 % de los residuos marinos.

Fumar mata (también al medio ambiente)

Todos sabemos muy bien cómo el cigarrillo daña nuestros pulmones y nuestra salud. Pero ¿sabías que sus filtrostambién son una seria amenaza para el medio ambiente?

El filtro del cigarrillo es el segundo artículo de plástico de un solo uso más contaminante:

  • Un solo cigarrillo contamina entre 500 y 1 000 litros de agua;
  • Un filtro tarda 12 años en desintegrarse

Por eso, nuestra propuesta contempla medidas especiales para ellos:

  • Su producción deberá reducirse a la mitad en 2025, y un 80 % en 2030;
  • Los países también tendrán que garantizar que las compañías de tabaco pagan la recolección, el transporte y el tratamiento de los filtros.

Colillas de cigarrillo en la playacopyright 

Reducir todos los tipos de plásticos 

El plástico, literalmente, está inundando la Tierra. Las cifras de producción hablan por sí solas: en 2015 se produjeron 380 millones de toneladas frente a los 2 millones de toneladas de 1950.

Además de los plásticos de un solo uso, también proponemos reducir en 2025 al menos un 25 % aquellos plásticos que por ahora no se pueden reemplazar al no haber una alternativa, como las cajas contenedoras de comida.

Además, las botellas de plástico deberán recogerse de manera separada, y un 90 % de ellas deben reciclarse en 2025.

ECOPUCE, la brigada de limpieza ciudadana de Valladolid

#Encestatubasura, el lema de Ecopuce para colaborar en la limpieza en las Fiestas de Valladolid

   07.09.2019

TRIBUNA DE VALLADOLID | @TRIBUNAVA

La agrupación juvenil de voluntarios coloca todos los días bolsas de basura en zonas como Las Moreras o La Rosaleda para concienciar en estos días de festejos.

La agrupación de voluntarios Ecopuce coloca todos los días bolsas con el cartel de #encestatubasura para que mediante las redes sociales se haga un llamamiento a la colaboración y así que derive en una motivación para lograr el objetivo que es la menor contaminación posible durante Ferias.

En el primer día, uno de los más duros en cuanto a suciedad, han llegado a instalar 120 bolsas en diferentes árboles, farolas o puntos de Las Moreras.

Ecopuce colabora en esta iniciativa con el Consejo Local de la Juventud, dependiente del Ayuntamiento de Valladolid.

Día Mundial de la Limpieza del Planeta

diainternacionalde.com

Se celebra: Tercer sábado de septiembre
19 de septiembre de 2020

Proclama: Let’s Do It World (LDIW)Desde cuando se celebra: 2008

El 21 de septiembre del 2019 se celebró en todo el mundo el Día Mundial de la Limpieza, una causa a la que se sumaron 157 países y más de 18 millones de voluntarios. El día buscó lograr una de las metas más ambiciosas de la actualidad. ¡Limpiar el planeta!

La historia de este día surgió en el pequeño país de Estonia, cuyos habitantes en 2008 decidieron tomar en sus manos la limpieza de su hogar, entendiéndose por hogar toda su nación. Les llevó unas 5 horas pero al final, toda Estonia estaba libre de basura y su pueblo, mucho más unido.

La acción de este pequeño país llevó al mundo a reflexionar, si una acción tan sencilla como salir a la calle y limpiar el frente de tu casa, recoger la basura del parque o limpiar un pequeño terreno, había marcado la diferencia para una pequeña nación al norte de Europa, ¿Qué pasaría si el mundo entero los imitara? Así surgió el movimiento Let’s Do ItWorld (LDIW), que es la organización encargada para que cada año se realice la limpieza mundial.

¿Por qué es importante celebrar el Día Mundial de la Limpieza?

Cada año se producen cientos de toneladas de basura. La falta de control, gestión y acumulación de estos desechos ha propiciado que gran parte del mundo este contaminado, eso sin contar con la enorme isla de basura que se encuentra en el océano Pacífico norte, que ya es más grande que Francia. Nuestras acciones han contaminado el planeta en que vivimos, nuestro hogar en el universo. Pero nuestras acciones también pueden salvarlo y podemos empezar simplemente limpiando un área de nuestro país y resguardándola para que no se vuelva a ensuciar.

Basura en la playa

El Día Mundial de la Limpieza, es una efeméride que ha logrado sumar un esfuerzo enorme, hablamos de buzos profesionales bajando a los océanos a recoger basura, cientos de madres que salen con sus pequeños a limpiar el parque donde ellos juegan, a personas con discapacidades funcionales que toman una pequeña tarea que sí pueden realizar y lo hacen muy bien. Para nuestro planeta todos somos importantes y por tanto cada pequeña acción suma.

Principios en los que se basa Let’s Do ItWorld (LDIW) para celebrar el Día Mundial de la Limpieza

  • Cooperación: La idea es que durante este día, todos trabajemos unidos, sociedad civil, empresarios, gobiernos, hasta grupos religiosos. El planeta tierra es el hogar de todos y para salvarlo cada quien deberá hacer su pequeño aporte.
  • Positividad: Durante este día no se buscan culpables, solo soluciones reales y factibles hacia el problema de la basura.
  • Liderazgo: Buscamos personas empoderadas que deseen brindar un cambio positivo para el mundo y que estén en la capacidad de liderar y movilizar personas para conseguir los objetivos de nuestra causa.
  • Tecnología: La tecnología es el medio más poderoso para motivar a nuestros voluntarios y sumar mayor cantidad de personas a la causa de limpiar el planeta, por eso cada año buscamos nuevos canales y medios para dar a conocer el Día Mundial de la Limpieza.
  • Diversión: Limpiar no debe ser una tarea aburrida, así que cada año nos esforzamos por limpiar el planeta y divertirnos al máximo mientras lo hacemos.

¿Cómo celebrar el Día Mundial de la Limpieza?

La respuesta resulta bastante obvia, durante este día puedes sumarte como voluntario a algunas de las tareas que el líder de tu zona haya planificado. Busca el equipo para tu país aquí. Incluso puedes llegar a contactar con el equipo de tu ciudad y sumarte a sus iniciativas.

Equipo trabajando en la limpieza de una playa

Pero también puedes convertirte tú en un líder y movilizar a otros hacia una tarea que te parezca súper importante. Cómo limpiar un terreno en tu vecindario y brindarle un nuevo campo de fútbol a los niños de tu comunidad.

Pero la tarea no muere ahí, tienes que documentarlo todo, subirlo a las redes sociales y bombardear el Internet con contenido valioso, acompañado del hashtag #DíaMundialdelaLimpieza o #worldcleanupday.

Una marea ciudadana limpia las playas devastadas por el temporal ‘Gloria’

Diario El Periódico

Tras el paso del temporal ‘Gloria’, Joan Massagué, un vecino de Mataró, decidió salir a pasear con su perro por la playa, como hace habitualmente. “Era horrible, la playa estaba llena de basura, teníamos que hacer algo”, comenta. Como él, decenas de personas hicieron un llamamiento a ir a recoger los residuos en la playa este fin de semana. Y con la ayuda de las redes sociales, este fin de semana el litoral se ha llenado de miles de personas con guantes, bolsas y rastrillos, que han tratado de retirar la basura del litoral catalán.

Pero la historia de Joan tiene una protagonista esencial: su hija, Abril, de siete años. “Cuando volví de la playa el jueves le enseñé las fotos de todos los plásticos que había”, explica Joan. Y el cerebrito de Abril empezó a disparar preguntas de difícil respuesta. ¿Qué va a pasar con todo esto, papá? “Pues no lo sé, la marea se lo acabará llevando, supongo”, respondió el padre. “No puede ser, van a morir muchos animales, tenemos que ir a la playa a recogerlo”, insistió la niña

La ciudadanía recoge residuos en las playas de Montgat / SERGI CONESA

Y así fue como el padre convocó, a través de Twitter, una campaña para recoger los desechos de la playa de Mataró este sabado. El mensaje se fue expandiendo hasta que hoy sábado más de 400 personas se han congregado para retirar los residuos de la playa. Incluido el alcalde de la localidad. “Ha sido abrumador”, señalan sonrientes tanto Joan como Abril.

Entre algunos de los presentes estaban los amigos de colegio de Abril, como por ejemplo Miquel. “Una estrella de mar, peces muertos, una red de unos pescadores, espardeñas, cuerdas, toallitas…” lista el niño, haciendo inventario de todo lo que han econtrado. La brigada municipal ha prestado guantes y cazos de basura para los voluntarios.

Una de ellas, Teresa Ventura, explica que el mensaje de Joan le llegó a través de whatsap. “Nosotros disfrutamos la playa, es nuestro patrimonio, la tenemos que cuidar, porque si esto llega al mar es un gran peligro”, explica. A ella, lo que más le ha sorprendido son las decenas de tapones de plástico que ha tenido que recoger. “Estamos muy orgullosos de la respuesta”, dice el padre. “Este temporal parece que no es nuestro problema, pero sí lo es, nos tenemos que dar cuenta de lo que le estamos haciendo a la tierra”, señala Joan.

Desde Manresa

La imagen, de cientos de voluntarios recogiendo plásticos en la playa, se ha repetido en todas las localidades costeras del Maresme. Si no hoy, mañana. En la playa de Sant Vicenç de Montalt, Anna Rubiralta y Xavier Ollé no dan crédito a la cantidad de basura que ven. Ellos leyeron en El Periódico que se habían formado estas patrullas ciudadanas contra el plástico, y no han dudado en recorrer los más de cien kilómetros que separan su ciudad, Manresa, con la costa del Maresme. “Esto nos afecta a todos, y es culpa de todos, queríamos darles una mano”, explican.

Cientos de voluntarios en las playas de Arenys de Mar / ALEJANDRO GARCÍA

También Marta Marcé, junto a su nieta y sus hijos, han cogido el coche desde Barcelona para ayudar. “Mi nieta vio el mensaje en el móvil, y nos dijo a todos que viniéramos, y aquí estamos”, explica Marcé, que nació cerca de la playa que hoy está devastada. “Es nuestra playa, nosotros veraneamos aquí, y queríamos poner nuestro granito de arena”, explica una de las hijas.

Tras una hora y media de recogida en Sant Vicenç, entre los residuos se pueden ver bidones de gasolina o de alcohol, carteles de matera, botellas de lejía, de friegaplatos, tampones, tiestos y toallitas. La misma estampa se ha repetido en otros puntos del litoral, desde Llançà hasta la platja de l’Ampolla, pasando por La Barceloneta, donde los grupos de voluntarios de limpieza de playas ya habituales se han encargado de hacer el llamamiento. En Arenys de Mar, la implicación ciudadana ha sido total, dejando imágenes impresionantes de la recogida.

Los micro plásticos

En Caldes d’Estrac, Eduard, Carles y Ramón, libraban su particular guerra contra los microplásticos: bastoncillos para los oídos, palos de chupa-chups, materiales de armas de caza que la riera ha trasladado hasta la arena, difusores de aerosoles o plásticos de todos los colores y formas que se han roto por el camino y son minuciosos. “Tendrían que cambiar las papeleras de la playa, porque cuando sopla el viento, muchos materiales vuelven a la orilla”, se quejaban mientras iban recogiendo. Se podían contar un centenar de personas agachadas recogiendo basura en este tramo de playa.

“Tenemos que dejar de comprarlo”

Ellos libran la guerra contra los microplásticos porque en Caldetes, las batallas contra las botellas más grandes ya las han ganado Joana Manich y su familia. Cada fin de semana recogen la porquería de la playa, se hacen llamar la Petita Petjada.“Como los niños no podían ir a la escuela, ni nosotros a trabajar, empezamos a recoger plásticos de la playa el jueves”, explica. Se encontraron de todo. “Un recipiente de toallitas de los 80, un pote de Fairy de los 70, cajas de Coca-Cola…” a lo que sigue una larga lista de productos. Algunos los guardan. “Tenemos que ser conscientes de lo que estamos tragándonos”, dice. Y es que, esta familia, decidió abandonar el consumo de plástico de forma total hace siete meses. “Esto de hoy es espectacular, estoy emocionadísima, pero si de verdad queremos limpiar las playas de plástico, tenemos que dejar de comprarlo”, sentencia Joana.